MiFID – UE

La Directiva de Mercados en Instrumentos Financieros, conocida como MiFID, es una posterior enmienda de la ley de la Unión Europea, que proporciona regulación armonizada para los servicios de inversión en 31 estados miembro del área Económica Europea que incluye esos 28 estados miembro e Islandia, Noruega y Liechtenstein. MiFID fue implemetada el 1 de Noviembre de 2007 y tiene como objetivo principal, incrementar la competencia en el mercado de intercambio y también, la protección del consumidor es una función importante.

MiFID controla todos los productos financieros negociables, con la excepción de ciertos intercambios extranjeros como materias primas y derivados, tales como fletes, clima y derivados del carbón. Las firmas controladas por MiFID serán autorizadas y reguladas en donde tienen su oficina registrada. Una vez que una firma es autorizada, estará habilitada para usar el pasaporte MiFID para brindar servicio a los clientes en otros estados miembros de la UE.

MiFID tiene una serie de normas bien definidas. Requieren firmas para categorizar los clientes como contrapartes elegibles, clientes profesionales y clientes individuales. También, la MiFID requiere que la información sera capturada cuando se acepten las órdenes del cliente. MiFID tiene que asegurar que el cliente siempre es puesto en primer lugar.